Wednesday, January 23, 2013

Behringer... si, ¿y qué?

Puede ser que un post sobre Behringer en un blog de tecnología musical sea como escribir sobre Zara en uno de tendencias, pero creo que a esta marca le debemos mucho los usuarios, incluso los que nunca han tenido nada suyo.

Primera reverb casera fabricada por Uli Behringer




Para situarnos, la historia comienza en el conservatorio Robert Schumann de Düsseldorf, donde un joven Uli Behringer, harto de las listas de espera de estudiantes para poder utilizar los equipos de audio (dos micros y una mesa de mezclas Telefunken que estaba continuamente en el servicio técnico), decide construirlos él mismo. Tiempo atrás había abierto un multiefectos por el que había pagado 1000€ y había comprobado que sus componentes tenían un coste real de 100, así que empezó a construir en la cocina de su casa el equipo necesario para crear su propio estudio. Está claro que la calidad no era exactamente la misma, pero el coste era irrisorio y rápidamente empezó a tener encargos de sus compañeros de clase que se encontraban con el mismo problema. Parece fácil ¿no? calidad aceptable a un precio justo; pues a nadie se le había ocurrido.

Unos pocos años después un Alesis Quadraverb estaba alrededor de los 600€ y una mesa Soundcraft de 12 canales se subía hasta los 1.000€, por no hablar de Mackie, TC electronic o Yamaha. El sector profesional estaba bien cubierto pero, gracias a unos ordenadores cada vez más potentes, se estaba creando un nicho de mercado en el cual se encontraban aquellos usuarios que no pretendían grabar a U2 ni encargarse de la mezcla de la última producción de Peter Gabriel, sino grabar en casa alguna "demo" con un mínimo de calidad.

Fue entonces cuando apareció Behringer rompiendo precios, con productos que llegaban a costar una décima parte que los de la competencia. En su oferta había compresores y multiefectos por poco más de 100 euros, mesas de mezcla de 20 canales por 300€, y su calidad no era diez veces menor a la de sus competidores de gama alta. Este significó unas ventas estratosféricas en muy poco tiempo y obligó al resto de marcas a plantearse una nueva política de precios para atraer a los poseedores de estudios caseros, que ahora pasaban a ser clientes potenciales.

Uli Behringer


Hoy en día Behringer es un gigante empresarial que incluye marcas como Midas, Klark Teknik o Bugera, sigue manteniendo precios competitivos y sigue siendo la puerta de entrada para muchos principiantes, pero también se va de gira con Daft Punk.

No comments:

Post a Comment

Post a Comment